Boffo

Julia y Carlos también han querido participar y ésto es lo que nos han escrito de Boffo

Aquí os mando la última foto de Boffo.

Llegó lleno de miedos y sin querer acercarse a nadie y después de 2 años y medio con nosotros, se ha revelado como avisador de llamadas telefónicas, despertador personal (incluye cánticos), jardinero excavador, gourmet exigente, vigilante de señoras de limpieza, socorrista de piscinas, juerguista empedernido e ídolo de pequeños y mayores que se acercan a acariciarle. Mi casa ya no es mi casa, sino la casa de Boffo y nosotros encantados!”

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.