CLARITASergio y dos masviditas MAYA y CLARITA:

“Esta es la historia de la pequeña Clara. …
A veces los animales son los que nos encuentran a nosotros. Un día salía Ana por el portal de casa y una gata estaba haciendo todo lo posible por no dejarse sacar del portero. Ya había dormido la noche anterior en casa de una vecina, aunque en plan okupa sorpresa total, y ese día iba desahuciada. Faltaban minutos para que vinieran a llevársela a La Fortuna, así que en plan operativo urgente Ana obtuvo la ayuda de Mas Vida para acoger a la gata. Clarita tenía úlceras en toda la piel, y por un tiempo al no saber su origen nos temíamos lo peor. Afortunadamente con el paso del tiempo la peque pasó de tener pinta de desastre a ser una chica espectacular. Descubrimos una gata con master en mimos y poco a poco ella misma se hizo un hueco en casa que después de un año no hubo forma de quitarle, y ahora es miembro oficial de la familia”

“Esta es la historia de la pequeña Maya.
En una perrera, rodeada de perros mucho más grandes que ella, estaba Mayita desamparada. Las chicas de Mas Vida la vieron y no la pudieron dejar allí, aunque no iban por ella en esa ocasión. Maya estaba infestada de pulgas, olía fatal y además se encargó de morder a todas y cada una de las voluntarias de la prote, hasta que llegó a nuestra casa.
En casa somos muchos, y a Maya la recibimos como casa de acogida sin intención de quedárnosla, pero esos ojitos de corazón que tiene la peque hicieron el trabajo sucio y con Ana hipnotizada y enamorada ya no hubo marcha atrás. Tres años después, con altos y bajos inevitables en estos pequeños que han sufrido tanto, aquí sigue con nosotros, y solo nos queda esperar que sea así por muchísimos años más.”

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.