tango finales felicesOtra historia de las que emocionan, en esa ocasión nos escribe Rubén:

“Es el turno del Masvidito adoptado y yo tengo la suerte de tener uno de ellos. Se llama Tango y como su nombre representa es elegancia y belleza que todo galgo lleva dentro, bien sea andando, corriendo, sentado mirándote…. o incluso hasta haciendo faenas está guapo el flaco.
Todo comenzó por querer dar un compañero a mi campeón, mi superhéroe con las tres patas más valiosas, Nolito. Por disfrutar de ver a dos perros interactuar en el día a día, en sus juegos, en sus paseos, en sus siestas…, y no solo se han hecho uña y carne, sino que Tango ha sido parte de la medicina para que Nolito superase algunas conductas por miedos de su vida pasada, sin duda ha sido un empujón para equilibrarle. Se quieren con locura y a mi me alegra verles así.
Con Tango ha llegado una nueva revolución (cachorro galguitil) a casa, el recibimiento más alegre a cada vuelta del trabajo, una mezcla de ternura y locuras que cambian en un abrir y cerrar de ojos, ha llegado un plus de sonrisas que junto con Nolito hacen cada día un mejor día. Y yo les voy a devolver a estos dos monos todo lo que me aportan en forma de mi mejor cariño y cuidados. Y al equipo de canicross que formábamos Nolito y yo en el que me gustaba decir “Él es el motor, yo soy el volante, y entre los dos juntamos cinco ruedas”, muy pronto podré decir “Ellos son el motor, yo el volante, y entre los tres juntamos nueve ruedas”. Tengo el mejor equipo.
Gracias a Ruth, a Nuria, a su casa de acogida Manoli y a todo lo que forma el equipo de Mas Vida.”

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.